versionrugby

lunes, 18 de octubre de 2010

IMPOSSIBLE IS NOTHING




IMPOSSIBLE IS NOTHING

El día que escuché la noticia, no lo podía creer, alguien tan fuerte, tan deportista, tan sano como él y que nos dejaba así…y ya está…lo primero que pensé fue que le agradecería eternamente mi pasión por el rugby, el ya que él era mi principal referencia en este deporte…(y lo va a ser siempre).

Transcurría el año 2003, cuando contrasté la noticia a través de los ordenadores de la facultad y pude confirmar que era falsa, Jonah Tali Lomu (JONAH LOMU) seguía luchando contra la grave enfermedad que a finales de 1996 se le diagnosticó, un síndrome nefrótico y un serio desorden en el riñón.

En mayo de 2003, la Unión de Rugby de Nueva Zelanda (NZRFU) anunció que Lomu recibía diálisis tres veces por semana debido a una deterioración en las funciones de su riñón. Los efectos secundarios del tratamiento de diálisis produjeron un fuerte daño en los pies y piernas. Los doctores le comunicaron que era necesario un trasplante de riñón pronto o que tendría que vivir en una silla de ruedas. En 2004 recibió el ansiado riñón y con ello las ganas de superación de la enfermedad, no sólo para no vivir en una silla de ruedas, sino también para volver a jugar a rugby con los Alls Blaks, con los que tantos grandes partidos había jugado.

Jonah Lomu volvió a jugar a rugby el 4 de junio de 2005, en Twickenham, habiéndose dejado para ello la vida en cada segundo del tiempo que estuvo dedicándose en trabajar para su recuperación y conseguir las metas que se propuso, unas metas, por las que nadie apostaba pudiera alcanzar. Pero entre muchas otras cosas que me ha enseñado el rugby en estos años, es que hay que QUERER luchar por las cosas para conseguirlas. Tenemos que dejarnos la piel en cada paso, no sólo en los grandes partidos, sino también en amistosos, en los entrenamientos, en las recuperaciones y en las rehabilitaciones…porque si encaramos la vida con valor con esfuerzo, con coraje, con positividad, con ganas y con ese QUERER del que os hablo, las situaciones más difíciles que se nos presenten, podremos resolverlas, a veces con un gran triunfo (como el Jonah Lomu) y a veces con la satisfacción personal del buen trabajo realizado.

Hoy quiero compartir con vosotros una frase que desde hace un par de meses lleva acompañando mi vida, y espero que lo haga también a todos vosotros, lesionados físicamente o en el corazón, y que penséis en ella no sólo en los momentos duros y malos, sino en los buenos y en los pequeños progresos que vayamos haciendo, porque no hay nada imposible si somos:

INMUNES AL DESÁNIMO

En memoria de mi cuñado, Francisco J. Pérez Rodrigo, cuyos órganos hoy permiten que muchas personas tengan una segunda oportunidad en la vida, como la tuvo Lomu.

Esmeralda Pérez Peralta

PASION OVALADA
www.versionrugby.es

Videos

Loading...